El pie diabético. Diez consejos para evitarlo.

0

Si tienes diabetes, con un nivel de azúcar en sangre muy elevado, con el tiempo puedes tener dañados los nervios y los vasos sanguíneos. El daño a los nervios que produce la diabetes puede hacer que pierdas la sensación en los pies. Es posible que no sientas un corte, una ampolla o una llaga. Las lesiones como éstas en el pie pueden causar úlceras e infecciones. Los casos graves pueden incluso causar una amputación. El daño en los vasos sanguíneos también puede significar que los pies no reciben suficiente sangre y oxígeno.

pie diabetico

No todas las personas con diabetes tienen el mismo riesgo a sufrir el pie diabético, esto va a depender de factores como la evolución de la enfermedad, los niveles de azúcar en sangre, los hábitos higiénicos y el tabaquismo.

Nuestros 10 consejos

Con el fin de ayudar a prevenir la aparición y deterioro de las lesiones en los pies de las personas con diabetes te daremos los siguientes diez consejos:

  1. Procura que el control de tu glucosa sea lo mejor posible.
  2. Vigila todos los días tus pies. Si tienes problemas visuales pide ayuda a un familiar. Inspecciona la presencia de rozaduras, llagas, cortes, ampollas, durezas, áreas enrojecidas o hinchadas.
  3. Lava diariamente tus pies con agua templada y jabón suave y neutro. El baño no debe durar más de 10 minutos. Sécate bien.
  4. No utilices agentes irritantes como callicidas, cuchillas, alcohol, yodo o aguas saladas. Si utilizas esparadrapos deben de ser hipoalergénicos.
  5. Evita que los pies estén demasiado húmedos o demasiado secos. Mantén la piel suave e hidratada (cremas hidratantes).
  6. Lima tus uñas (no te las cortes) semanalmente o más a menudo si es necesario, en línea recta con lima de cartón.
  7. Protégete del calor y del frío: no camines descalzo por la playa o superficies calientes, ponte calcetines por la noches si se te enfrían los pies, no te pongas mantas eléctricas ni bolsas de agua caliente y hielo.
  8. Utiliza calzados adecuados tanto dentro como fuera de casa. Utiliza gradualmente los zapatos nuevos. Los calcetines no te deben oprimir, no utilices tejido sintético.
  9. Camina diariamente, eleva piernas y tobillos arriba y abajo durante 5 minutos 2 ó 3 veces al día. No fumes y practica deporte si no está contraindicado.
  10. Consulta a tu podólogo o a su médico si aprecia cualquier lesión.

Y recuerda, esta complicación puede evitarse ¡En tus manos está controlarla!

Por: María de los Ángeles Pérez Sánchez

About Author

Farmacia de 12H situada en la histórica localidad de Moguer (Huelva, Andalucía). En nuestro blog trataremos de aconsejarte sobre asuntos del mundo de la salud, la dermocosmética y las actividades que vayamos desarrollando.

Leave A Reply