Empieza la rutina, ¡Ve a por todas!

0

Las vacaciones se están acabando, y es típico el cansancio que llega cuando empiezas de nuevo con la rutina. Además es normal que te sientas fatigado, apático, con poca concentración, con insomnio y hasta con ansiedad.

Ana María Farmacia Escribanos

Parece una tontería que pueda afectarnos el regreso al trabajo, al colegio o a la universidad, ya que nos ocurre todos los años, pero no lo es, ya que implica un proceso de adaptación tanto físico como psicológico de nuestro organismo. Por eso es aconsejable tomar una serie de medidas antes y durante los primeros quince días al menos, para llevarlo lo mejor posible.

¿Cómo puedes solucionarlo?

  1. Los consejos de la mayoría de los médicos expertos en este tema recomiendan una adaptación progresiva de la alimentación (y así evitamos el estreñimiento) y de los horarios (para que nuestro cuerpo no encuentre tantos cambios). No es recomendable hacer el cambio de golpe, ni tampoco consolarnos, aunque a veces parece inevitable, pensando en las próximas vacaciones, ya que esto puede provocarte más tristeza aún.
  2. También ayuda el hacer ejercicio físico a diario para sentirse activ.
  3. El tomar frutas y verduras con mayor aporte energético, como las acelgas, las espinacas o los plátanos, puede ser muy beneficioso para estos fines.

Por todos estos motivos, te recomiendo que estos días tomes algunos productos completamente naturales, que ayudan tanto a combatir el cansancio como la ansiedad asociados a la vuelta a la rutina después de las vacaciones, según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO).

¿Qué productos puedes tomar?

Los productos estrella son la jalea real y la melisa:

  1. El primero es rico en muchísimas vitaminas (B1,B2, B, B6, ácido fólico, C, E y A), minerales (fósforo, hierro, calcio, cobre y selenio) y ácidos grasos insaturados y aminoácidos como la lisina, leucina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. Todo este cóctel es ideal para seguir sintiéndote en forma. Suele tomarse de forma líquida, en ampollas y a primera hora de la mañana (con el desayuno o justo después), así facilitas su digestión y su absorción es más rápida.
  2. La melisa tiene la función de hacerte sentir más relajado, y lo ideal es que la tomes después de cenar, y así ayudas a tu cuerpo a sentirse más tranquilo y tendrás un sueño más profundo, algo fundamental para rendir al máximo cuando empieza el nuevo día.

Y si estás en período de exámenes, existen productos especiales para ese sobreesfuerzo de memoria que tienes que hacer, y… ¡¡¡a por todas!!!!

Ante cualquier duda ya sabes, ¡¡¡contacta con nosotros!!!

About Author

Ana María Sánchez Baamonde

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla, Máster en Atención Farmacéutica, cursos de Experto en Dermocosmética, Maquilladora Profesional y curso de Experto en Nutrición, además de otros cursos de formación y de postgrado.

Leave A Reply