Grietas en la lactancia materna. Causas y soluciones.

0

Tras escribir la entrada sobre los beneficios de la lactancia materna, me gustaría profundizar un poco más sobre el tema y tratar una de las causas más frecuentes del fracaso de este proceso: la aparición de grietas en el pezón y dolor en las mamas. Por ello, querría utilizar esta entrada para proporcionarte algunas claves que te ayuden a conocer las causas que las provocan y cómo evitarlas.

claves para la lactancia materna

Al dar el pecho puede aparecer dolor en las mamas, grietas en el pezón, mastitis… éstas son las molestias más frecuentes que pueden perturbar la lactancia materna. A continuación le voy a explicar el por qué aparecen las grietas en el pezón, cómo evitarlas y, si llegan a presentarse, cómo solucionarlo.

¿Qué son?

Son unas pequeñas fisuras o heridas que aparecen en el pezón. Las grietas no tienen consecuencias para el bebé pero resultan muy dolorosas para la madre durante la toma.

¿Por qué aparecen?

Aparecen principalmente por una mala posición de la boca del bebe, ya que solo succiona del pezón, sin abrir bien la boca de forma que abarque toda la areola.
He de decir que las grietas no aparecen en 5 minutos, pueden aparecer después de dar el pecho varias veces. Si notas dolor la primera vez, debes quitar al niño del pecho y volverlo a poner. Se ha de repetir este proceso hasta que deje de doler, pues de lo contrario es así como acabarían saliendo las grietas.

¿Cómo aliviar las molestias?

  1. En primer lugar, lo más importante es corregir tu posición durante la lactancia. El cuerpo del niño debe estar dirigido hacia la madre, barriga contra barriga. Asegúrate de que el pezón esté bien posicionado hacia la parte superior del paladar y de que la boca del bebé abarque buena parte de la aureola. También se aconseja no usar chupetes ni biberones ya que confunden al niño.
  2. Conviene que sepas que para aliviar el dolor y favorecer la cicatrización, es conveniente tener el pecho siempre que sea posible seco y fresco, y evitar el sujetador.
  3. Colocar sobre las grietas del pecho unas gotas de tu propia leche materna, porque ayuda a su cicatrización gracias a sus propiedades antibacterianas y cicatrizantes.
  4. Aplicarse crema a base de lanolina purificada.

María del Camen Carrasco

Photo credit: Vincent_AF / Foter / CC BY-SA

About Author

María del Carmen Carrasco

Leave A Reply