Ojo seco. ¿Qué es y cómo se trata?

0

¿Sabías que casi el 30% de la población adulta que acude a una consulta es por este motivo? La sensación de tener arenilla en el ojo, picor, escozor o enrojecimiento, son muchos de los síntomas que puedes llegar a sentir. Incluso puede llegarte a pasar que seas etiquetado como “alérgico”, cuando en realidad solo estás teniendo una falta de lubricación en el ojo. Por ello, y para ahorrarte incluso una medicación innecesaria, vamos a tratar de realizar una adecuada exploración sobre lo que es el “Ojo seco“.

ojo seco

¿Qué es la lágrima?

Es uno de los elementos de protección más importantes que posee el ojo. Consta de tres capas:

  1. Capa lipídica. Retrasa la evaporación y mejora la estabilidad de la capa acuosa.

  2. Capa acuosa. Es 95% agua, el resto es oxígeno, proteínas antimicrobianas, factores de crecimiento y nutrientes hidrosolubles.

  3. Capa mucínica (capa de moco). Su función es mejorar la adherencia de la capa acuosa sobre la superficie ocular.

Para un correcto estado de la lágrima es necesario que todas y cada una de las capas estén “sanas”, pues un déficit de producción o una mala calidad de las mismas provocan la alteración que desencadena la sintomatología del ojo seco.

¿A qué llamamos ojo seco?

Según el International Dry Eye Workshop, el ojo seco (o disfunción de la película lagrimal) es una afección de la lágrima y de la superficie ocular causada por diversos factores y que produce algunos síntomas como molestias, alteración visual e inestabilidad de la película lagrimal.

Factores de riesgo cuando se padece ojo seco

  • Menopausia: por alteraciones hormonales que modifiquen la producción de alguna de las capas.

  • Usar lentillas.

  • Cirugía refractiva.

  • Ambientes con baja humedad: aires acondicionados y calefacciones.

  • Uso de ordenadores o pantallas electrónicas: por reducción de la frecuencia de parpadeo.

  • Fumar y estar expuesto a humos tóxicos.

  • Alteración de los ciclos circadianos: sueño/vigilia. Durante la noche la secreción se reduce al mínimo.

  • Falta de grasas esenciales: omega 3.

  • Tratamiento contra el cáncer: efectos secundarios de la radio y la quimioterapia.

  • Disfunciones del parpadeo.

Por esta gran cantidad de factores de riesgo es por lo que se la considera una afección causada por diversos factores.

Síntomas

  • Sensación de cuerpo extraño y arenilla.

  • Lagrimeo constante (por rotura prematura de la capa acuosa)

  • Ardor, picor y escozor.

  • Cansancio y pesadez en los ojos y parpados.

  • Presencia de legañas y escamas en las pestañas.

  • Ojo rojo.

  • Sensibilidad a la luz (cuando empieza a comprometerse la superficie ocular por desepitelización)

¿Cómo se puede tratar?

En este tipo de patologías donde se va a intervenir es en reducir los síntomas y los signos visibles que presentes. Se intentará mejorar tu comodidad y disminuir tu falta de confort. No se actúa directamente sobre la causa que lo produce ya que su diagnóstico es bastante complejo. Para reducir los síntomas producidos por el ojo seco has de procurar:

  • Evitar causas ambientales. Intenta evitar las zonas cerradas con humos y aumentar la humedad de las estancias (gracias al uso de humidificadores).

  • Evitar la automedicación. Es muy probable que si recurres a la ingesta de medicamentos sin el consejo de tu médico o farmacéutico, termines empeorando el problema.

  • Usa lubricantes oculares (como geles y lágrimas oftálmicas). Actualmente es una de las mejores armas para reducir las molestias causadas por esta patología. Estos lubricantes simulan las características de la lágrima natural no contienen medicamentos por lo cual no se crea resistencia ni dependencia.

Como última nota, me gustaría volver a destacar la importancia que tiene el no automedicarse¡No tomes nada que no haya sido supervisado por un profesional! Desde mi área, que es la optometría, me gustaría recordarte que es crucial que no tomes ningún tipo de anestésico corneal, ni abuses de los vasoconstrictores (colirios que ponen el ojo blanco), ya que si existen síntomas es que algo está ocurriendo y no hay que ignorarlo. El mejor tratamiento es la prevención.

Carmen Díaz Zamorano (Diplomada en Óptica)

Photo credit: peasap / Foter / CC BY

About Author

Leave A Reply