¡Cuidado con el cepillo de dientes!

0

Tienes que tener mucho cuidado con cómo usas tu cepillo de dientes,  ya que para llevar una correcta higiene dental has de tener en cuenta muchas cosas que, por lo general, suelen pasar desapercibidas cuando no nos enseñan ciertos trucos.

Consejos para cepillarse los dientes

Cuestiones iniciales

Antes de nada deberías de hacerte algunas preguntas: ¿tu cepillo se despelucha en menos de un mes? ¿sus cerdas o hilos se abre o se doblan? ¿lo notas rasposo?
Si la respuesta de alguna de las preguntas es , hay algo que haces mal, lo más probable es que hagas un cepillado agresivo, es decir, te lavas los dientes usando más fuerza de la necesaria.

¿Qué problemas da el cepillado agresivo?

  • El cepillo de dientes se estropea mucho antes de lo que debe, con lo que en vez de durar 2 meses, que es el tiempo de duración para el que están fabricados, dura menos y hay que cambiarlo antes. Si no lo cambias una vez estropeado, te puede dar muchos problemas bucales.
  • Problemas tanto en las encías como en los dientes y su esmalte:
    • Dientes:  el esmalte se ralla, incluso puede desprenderse y caerse. Y un diente sin esmalte se amarillea y le salen caries por esas zonas.
    • Encías: al dañarse las encías les salen pequeñas heridas, se inflaman y se retraen (se encogen y dejan visible la raíz del diente). La retracción de las encías, a parte de ser un problema estético, provoca sensibilidad dental y aumenta el riesgo de caries. Incluso hace que los dientes se muevan y acaben cayéndose.

Por todo ello te voy a dar una serie de consejos para que puedas evitarlo.

¿Cómo puedes evitarlo?

Prueba a intentar seguir estos consejos:

  1. El cepillo barre, no friega; es decir, intenta asemejarlo a una escoba y no a una fregona. Si al limpiar el salón barres con fuerza, estropeas la escoba y el suelo, y no has barrido mejor.
  2. Tipo de cepillo de dientes: si usas uno manual, pide que nunca sea de cerda dura, ya que al usarla tenderás a apretarlas más contra los dientes. Si vas a comprar uno eléctrico, pregunta por que tenga sensor de presión, yo lo uso y avisa cuando me distraigo y aprieto más de lo que debo.
  3. Tipo de pasta de dientes: intenta no usar dentífricos agresivos, ya que si los usas y además te cepillas de forma agresiva, acabarás con problemas buco-dentales.
  4. Lavado de dientes: intenta que haya pasado como mínimo media hora después de comer para lavarte los dientes si has tomado alimentos o bebidas ácidas, que debilitan el esmalte. Estos son, por ejemplo, frutas como la naranja o la piña, alimentos como el yogur, y las bebidas gaseosas. Si has tomado algo de lo anterior, a parte de esperar un poco antes de lavarte los dientes, es importante que te los enjuagues un par de veces con agua antes de empezar.

¡Espero haberte ayudado a mantener una sonrisa reluciente!

¿Y tú? ¿Cómo te cepillas los dientes? ¿Utilizabas alguno de los trucos anteriores? ¿Y otros? ¿Nos podrías decir cuáles? ¿Qué clase de cepillo de dientes usas? ¿Tienes alguna otra duda? ¿Y alguna sugerencia para futuras entradas?

 ¡Esteré encantada de responder tus comentarios!

About Author

Ana María Sánchez Baamonde

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla, Máster en Atención Farmacéutica, cursos de Experto en Dermocosmética, Maquilladora Profesional y curso de Experto en Nutrición, además de otros cursos de formación y de postgrado.

Leave A Reply