Vitaminas para mejorar la memoria | Consejos de Salud

2

¡Bienvenido a un nuevo artículo en nuestro blog! Una de las consultas que más se nos hacen en la farmacia (sobre todo antes y durante el verano) es qué tipo de suplementos vitamínicos puede utilizar uno para mejorar y potenciar su memoria y concentración. Son muchas las situaciones que nos pueden llevar a querer tener esa ayudita extra, aunque las más comunes suelen ser los exámenes, tanto del colegio, universidad, máster, doctorados y oposiciones, situaciones más intensas en el trabajo que requieren aprender nuevos conocimientos, o también que simplemente hay épocas de nuestra vida en las que nos encontramos más despistados y queremos tomar cartas en el asunto para ponerle fin. Como éste es un tema sobre el que circulan muchos rumores a través de internet, me gustaría ayudarte dándote a conocer algunos recursos que puedan serte de gran utilidad.

consejos para mejorar memoria

¿Por qué tomar vitaminas y minerales para mejorar la memoria? O ¿Quieres mejorar tu memoria?

El cuerpo funciona mejor cuanto mejor te nutras. Dicho de otra manera, cuantas más carencias tenga tu dieta, más se tendrá que esforzar tu organismo para seguir funcionando correctamente. El esfuerzo de estudiar o mantener activa la mente es fundamental tanto de forma inmediata, y así aprobar las distintas materias de las que te examines, como a la larga, para realentizar muchas patologías mentales como el Alzheimer o incluso prevenir algunos casos de depresión.

El cerebro necesita especialmente ciertas vitaminas y minerales para trabajar en buenas condiciones, por lo que estos requerimientos aumentan cuando también lo hacen los esfuerzos a los que lo sometes. Por ello, no nos vale cualquier clase de suplementación alimenticia, ya que los requerimientos que tiene el cerebro para trabajar a pleno funcionamiento son muy específicos.

¿Qué vitaminas me tomo para aumentar mi memoria? ¿Hay alguna que sea mejor?

En el mercado actual hay muchos tipos de complejos vitamínicos que pueden ayudarte y que bien puedes tomar tanto en momentos puntuales, como en períodos prolongados de tiempo, según sea tu situación. De entre toda la variedad que tienes a tu disposición, yo concretamente te recomendaría 2 tipos de complejos vitamínicos para sacar el máximo rendimiento a tu tiempo. ¿Cuál sería el ideal para ti? Eso depende de cuál sea tu caso en particular:

  1. ArkoVital Pura Energía. Es el que debes elegir si estás algo cansado y necesitas concentración. En pocos días notarás que estás más activo, gracias a su formulación con 9 vitaminas y 5 minerales. Además es 100% natural, de origen vegetal, sin ningún tipo de ingrediente químico. Tanto es así que son comprimidos verdes, porque la cubierta está elaborada con cáscara de manzana. Contiene 30 comprimidos, y al tener que tomar sólo uno al día, con una caja tienes el tratamiento para un mes.
    Lo pueden tomar las embarazadas y los niños a partir de los 8 años.
  2. Intelectum Memoria y Energía. Es más fuerte que el anterior, con lo que si eres una persona tranquila es el ideal para ti. Tiene 12 vitaminas y 8 minerales, además de lo que llaman 3G (ginseng, ginkgo, y guaraná), así como Eleuterococo y Bacopa, que contribuyen a mantener la memoria. Así ves que es una formulación más completa que el anterior y mucho más orientada hacia los esfuerzos mentales. Contiene 30 cápsulas, y puedes tomar 1 o 2 al día, según tu estado de cansancio y fatiga.

¿Qué ventajas extra tienen estos dos complementos vitamínicos?

Estas vitaminas básicamente tienen tres características que las hacen especialmente aptas para cualquier tipo de persona, ya que son:

  • SIN azúcar.
  • SIN gluten.
  • SIN lactosa.

Es decir, son aptos para diabéticos y para personas que quieran tomar pocos azucares, así como también pueden tomarlos sin problemas personas celíacas e intolerantes a la lactosa.

Siempre se recomienda tomarlas a primera hora del día, ya que después de dormir por la noche, el cuerpo necesita energía para arrancar, y es cuando mejor le viene esa ayudita extra que con cualquiera de estos dos productos podemos darle.

¿Qué dos situaciones requieren un refuerzo en la memoria? Consejos para mejorar tu memoria

  1. Épocas puntuales, como la época de exámenes.
  2. Situaciones mantenidas en el tiempo.

Por ello, me gustaría darte algunos consejos a continuación para que puedas optimizar la toma de estas vitaminas, con que hayan el mayor efecto posible.

¿Estás estudiando para los exámenes de Septiembre? ¿Preparándote una oposición? ¿Tienes un trabajo nuevo y hay mucho que aprender?

Cuando estudias, necesitas entender y memorizar mucha materia nueva, y eso unido a los niveles de estrés y nerviosismo, que todo el que haya estudiado sabe que siempre se tienen, supone un sobreesfuerzo para el cerebro. Además estudiando duermes peor, tanto en tiempo de sueño como en calidad y se suele comer mal, o bien poco, o bien de forma desestructurada, o bien a base atracacones, y casi siempre suele ser a base de comida menos sana debido al estrés, que provoca que te apetezcan alimentos menos saludables. Todo esto implica que en estas situaciones sea normal que necesites unos complementos extra, que ayuden al esfuerzo al que tu cuerpo se está sometiendo.

Por ello, los productos de los que te hablé sirven tanto:

  1. Para mejorar la memoria.
  2. Para contribuir a que tengas un metabolismo energético normal, dándote además la energía que necesitas.

¿Cuándo debes empezar a tomarlos si estás estudiando?

Yo siempre recomendaría que empezases a tomarlos unos dos meses antes de empezar a estudiar para tu gran objetivo, ya que si te los tomas en el sprint final de los exámenes está claro que en algo te ayudarían, no estarías aprovechando todo su potencial, pues el máximo efecto de los comprimidos se produciría aproximadamente cuando terminases los exámenes. Esto es un desperdicio, ya que cuando querrías aprovecharte de sus beneficios sería mientras tengas que estudiar.

Eso sí, también te aconsejo que sigas tomándolos hasta que termines los exámenes, ¡no vaya a ser que los dejes justo antes y lo vayas a notar! ¡con los estudios no se juega!

¿Quieres tener tu mente activa? Consejos a largo plazo

Aunque no estés en época de estudios, siempre es muy importante tener la mente activa, pues es bien sabido que “”cuando se pierde la cabeza, se pierde todo”. En este caso podemos vernos con situaciones muy dispares: desde aquellas personas que simplemente atraviesan por una época en la que se encuentren un poco más despistadas de la cuenta, hasta aquellas que son cada vez más mayores y lógicamente tienen más problemas de memoria.

En ambos casos la ingesta de estos complementos vitamínicos pueden complementarse con otros suplementos y medicaciones sin problemas y durante tiempos prolongados de tiempo, pues pueden ir desde tres meses (lo cual sería el mínimo ideal) hasta de forma indefinida. De todas maneras, lo ideal para reforzar la memoria es que en estos casos realices unos aportes extra, que podrían funcionar de la siguiente manera:

  • Hacer ejercicio de forma habitual. A estas alturas ya suena a tópico que hay que hacer deporte para que nuestro organismo esté a pleno funcionamiento, pero no hay que olvidar que hacer deporte de forma moderada nos ayuda a producir cierto tipo de hormonas relacionadas con el bienestar, que activan nuestro organismo de una forma en la que difícilmente podríamos encontrar un equivalente sustitutivo. Estos estímulos se producen tanto a nivel físico, como mental, haciendo que seamos mucho más receptivos, que durmamos mejor y que liberemos estrés entre otras cosas.
  • Tener una dieta sana, variada y equilibrada. Se suele decir que somos lo que comemos y hay mucha razón en ello. Al final nuestro organismo funciona con los nutrientes que aportamos con cada comida, por lo que éste necesita un poco de todo para que todo esté correcto. Con una dieta sana y equilibrada hacemos que todo en nuestro cuerpo vaya mejor y que las vitaminas que nos tomemos junto con otros suplementos, causen un mayor efecto.

De todas maneras, cuando hablamos de ingestas prolongadas lo conveniente es estudiar cada caso en particular por si tienes especiales dudas o por si te podemos ayudar en algo: tanto nutricionalmente, como a nivel de medicación en el caso de que hubiera. Si tienes dudas sobre qué deberías hacer, estaríamos encantados de ayudarte, bien a través de nuestro servicio de nutrición, como a través de cualquiera de nuestros profesionales, quienes te orientarán sobre qué es lo mejor para tu caso en concreto.

Para terminar

¡Espero que te haya servido este artículo y que te haya sido de utilidad! Sea cual sea tu caso espero que te sirva como inspiración para que ayudes a tu memoria y que te concentres más… ¡y que así cumplas todo lo que te propongas! Si tienes dudas, sugerencias, propuestas u observaciones, ¡estaré encantada de que me dejes tus comentarios!

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

About Author

Ana María Sánchez Baamonde

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla, Máster en Atención Farmacéutica, cursos de Experto en Dermocosmética, Maquilladora Profesional y curso de Experto en Nutrición, además de otros cursos de formación y de postgrado.

2 comentarios

  1. Estaría bien haberlo sabido años atrás en plena época de exámenes como colegiales ;-) Por cierto que nunca he entendido el origen de la palabra suplemento, cuando siempre lo primero que te dice en la posología es que las vitaminas no sustituyen nunca a una comida. ¡Qué les costaría haberles llamado complementos vitamínicos si su función no es la de suplir!! :-p (igual me lo puedes explicar). Enhorabuena por las publicaciones y que sigáis informando así de bien a vuestros clientes. Un saludo.

    • Ana María Sánchez Baamonde
      Ana María Sánchez Baamonde on

      Muchas gracias por tu comentario, la verdad es que todos esos términos, aunque nos parezcan relacionados con la salud, son términos legales, y van cambiando. Todo va en función de que no se relajen las costumbres alimentarias y se deje de lado una dieta saludable, pero como seguirla de forma que se cubran diariamente el 100% de los requisito es imposible, pues viene los suplementos como ayuda (para suplementar y no suplir). De hecho a estos productos cada vez tiende a denominárseles más suplementos alimenticios y no vitamínicos, ya que se les suele añadir minerales, extractos de plantas, pre o probióticos, etc, cada vez la composición es más completa!
      Me alegro de que te gusten las publicaciones y las sigas, aunque no todas puedan ayudarte!!!

Leave A Reply