Las patatas. Datos, mitos y curiosidades.

0

A pesar de que las patatas son un alimento que se consume casi a diario, es muy probable que haya muchas cosas que aún no conozcas sobre ellas. De esta manera (y siguiendo el máster de nutrición que estoy cursando), me gustaría contarte algunas cosas bastante curiosas sobre este tubérculo.

patatas a la parrilla

Algunas características curiosas

  • Es muy rica en vitamina C.
  • Su contenido en grasa es bajísimo, la idea de que las patatas engordan mucho es sobre todo por la salsa que les pongamos, o al tomarlas fritas, ya que absorben normalmente un 10% del aceite que usas para freír.

¿Cómo pelar las patatas?

  • Casi todas sus proteínas están pegadas a la piel, así que cuando se la quites, intenta retirar la menor parte posible. Un truco si vas a cocerla, hazlo con la piel y así al retirársela, no eliminas las proteínas de la patata.
  • Cuando empiezan a salirle brotes a las patatas, pueden comerse perfectamente, no indica que por dentro estén estropeadas. Lo único a lo que sí debes prestarle mucha atención es a quitarle todos los brotes, y debes quitar también la zona de contacto entre los bordes y la patata. Esto es porque en esas zonas se produce una sustancia llamada solanina, que es muy muy tóxica, puede afectar al sistema nervioso de nuestro cuerpo y producir muchísimas enfermedades. Además la solanina no se destruye con el calor, con lo que resiste tanto cuando cueces como cuando fríes las patatas.

¿Cómo conservar las patatas?

Esto me resultó especialmente curioso. Hay casas en las que las patatas siempre se guardan en la nevera, y otras en las que siempre están fuera, y en otras depende de la estación.

Pues bien, te comento ventajas e inconvenientes de guardarlas en un sitio u otro:

  • Si las guardas en la nevera, con temperaturas inferiores a 6 grados, unos componentes concretos de la patata se rompen, liberando glucosa. Esta creación de azúcar hace, entre otras cosas, que la patata sepa más dulce.
  • Si por el contrario las dejas fuera del frigorífico, a temperaturas superiores a 12 grados, se estropean más rápidamente.

Así que lo mejor es tenerlas en frío si vas a tardar mucho en comerlas, y si no fuera que son más sanas.

¿Te han sorprendido estas curiosidades? ¿Cuáles conocías? ¿Te gustaría que trajese curiosidades con respecto a otros alimentos? ¿Cuáles? ¿Que otro tipo de entradas relacionadas con la nutrición crees que debería de tratar?

¡Espero que te haya gustado el artículo! ¡Espero tus sugerencias e impresiones en los comentarios!

About Author

Ana María Sánchez Baamonde

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla, Máster en Atención Farmacéutica, Experta en Dermocosmética, Maquilladora Profesional y Experta en curso en Nutrición, además de otros cursos de formación y de postgrado.

Leave A Reply